Llámanos gratis al 900 494 677
Ayuda
Llámanos gratis al 900 494 677
Ayuda

Recupera tu presupuesto de seguro

X

Recuperar presupuesto

Seguro de salud individual

Individual

Seguro de salud familiar

Familiar

Seguro de salud empresas

Empresa

Seguro de salud colectivos

Colectivos

Seguro de salud autónomos

Autónomo

Razones para no comer bollería y repostería

¿A nadie le amarga un dulce? Tiene algo de verdad esta afirmación. Posiblemente sí, siempre y cuando no estemos hablando de bollería y repostería.

Estos dos tipos de alimentos están considerados dentro de los ultraprocesados, que son los que tienen más azúcares añadidos y más grasas.

Son muchos los dietistas y nutricionistas (por no decir la gran mayoría) que desaconsejan su consumo.

Lo cierto es que, quizá porque no tenemos tiempo para elaborar alimentos primarios o porque nos gusta lo más cómodo, la bollería y la repostería se han introducido en nuestros hábitos alimenticios, sobre todo a la hora del desayuno o la merienda.

Y esto no es nada bueno para la salud de las personas. También ocurre, y no vamos a negarlo, que tanto la repostería como la bollería tiene un sabor y una textura que le gusta a nuestro paladar y nos apetece comerlos, entre otras cosas, por los aditivos que contienen.

Incrementan el sobrepeso y la obesidad

Como decíamos no son nada buenos y están incrementado las cifras de sobrepeso y obesidad en nuestro país. Y es preocupante en el segmento de edad más joven de nuestra población.

Son muchos los niños que optan por bollería industrial para dar cuenta de su desayuno o merienda. Lo que ocurre es que estos alimentos contienen esos azúcares y grasas de mala calidad que sacian el hambre durante muy poco tiempo y no se tarda nada en tener más apetito, y por tanto, comer más.

Es una manera de engañar al páncreas, que tiene que absorber de una manera muy rápida una gran cantidad de azúcar que expulsa con la misma rapidez y por eso se vuelve a tener hambre casi inmediatamente. Muchas calorías y poco poder saciante. Esto es lo que convierte a la bollería y repostería en un arma de doble filo muy perjudicial para nuestra salud.

Muchas calorías

Según algunos estudios, tanto bollería como repostería tienen una gran cantidad de calorías. Dependiendo de los productos una persona puede estar comiendo hasta 400 kilocalorías por cada 100 gramos de este tipo de comida. Y no nos cansaremos de repetir la cantidad de azúcares que se toman y la cantidad de grasas saturadas perjudiciales para la salud.

Vamos a poner un ejemplo. Imagina que tomas una magdalena para desayunar de esas que compras en la panadería y que suelen llamarlas “caseras”. Pues bien, una de estas magdalenas puede llegar a tener hasta 130 kilocalorías.

¿Tienes suficiente con una? Pues seguramente no. Así que continuemos con el supuesto y pensemos que comes dos. Ya son 260 kilocalorías. Con esta cantidad te vas a tomar 18 gramos de azúcar y 14 de grasas. Si a eso le añades un sobrecito de azúcar en tu café con leche equivalentes a unos 20 gramos más de azúcar te habrás tomado sólo desayunando más de la mitad de azúcar que recomienda al día la Organización Mundial de la Salud.

Y seguramente no te habrás quedado del todo lleno, con lo que es muy posible que vuelvas a desayunar pasadas un par de horas.

El desayuno ideal

El desayuno ideal, siguiendo de nuevo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud es aquél que está compuesto por un lácteo, un trozo de pan y una pieza de fruta. De esta manera no vas a ingerir esa cantidad de azúcar y el azúcar que ingieras no es tan perjudicial como el que procede la bollería y la repostería.

Si desayunas de esta manera, sí será lógico que en un par de horas tomes otra pieza de fruta para aguantar hasta la hora de la comida. Y lo mismo te recomendamos que hagas por lo que respecta a la merienda.

Es lógico que muchas personas prefieran la bollería industrial. No son productos caros. Tampoco caducan con facilidad y no hay que tomarse la molestia de prepararlos. Además, las casas comerciales cada vez los hacen más atractivos. No tan sólo por los aditivos que “engañan” al paladar sino porque también los “visten” con atractivos envoltorios y muchas veces podemos comprobar que al comprarlo el consumidor se lleva algún regalo o descuento.

Hay que cuidar mucho la alimentación. Somos lo que comemos. Y como ya ha revelado un informe que puedes leer aquí, la mala alimentación ya causa más muertes en el mundo que el hábito de fumar.

¿Consumes bollería o repostería habitualmente? ¿Por qué la prefieres a otros alimentos más naturales? Comparte este post entre los contactos de tus redes sociales y no dejes de hacernos llegar tus opiniones.

Sobre preciaco

Preciaco es la web de seguros de salud de la Correduría de seguros Olvido Sastre. Los precios ofertados son los ofrecidos por las aseguradoras en base a los datos introducidos por el usuario. Como correduría de seguros asistimos a los usuarios y clientes tanto en la tramitación como en posibles siniestros, proporcionando asesoramiento imparcial y representando los intereses de nuestros clientes.

Parte del grupo

logo Olvido sastre

Contáctanos

Llámanos gratis al 911 220 549

¿Prefieres que te llamemos?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X

¿Tienes dudas? Contactamos contigo

Nuestros expertos en seguros de vida se pondrán en contacto con usted

Acepto la política de privacidad

Enviar